• Latinoamérica

    Lo hemos redirigido a una página equivalente en su sitio local, donde puede ver los precios y las promociones locales, así como comprar en línea.

    Stay on our U.S. site

Keyboard ALT + g to toggle grid overlay

Arroz y fósforos

M&E

SHARE
THIS STORY:

Arroz y fósforos es una historia que surge a raíz de la separación del director Argentino Javier Beltramino. Desde el momento en el que comenzaron con la mudanza, Javier tenía una obsesión por empacar todo, fue en la cocina entonces donde se dio cuenta que entre la estufa y la mesada había una rendija con arroz, fideos y otros alimentos que habían caído mientras alguien cocinaba. Comprendió que ese pequeño orificio era una alcancía llena de recuerdos acumulados tras tres años de convivencia, incluso más importantes que algunas cosas materiales.

Javier trabajó durante 4 años como productor para Juan José Campanella y cerca de 4 años con Axel Kuschevatzky en Telefónica Studios. Sin embargo, quería seguir innovando dentro de la industria de animación por lo que empezó a buscar apoyo a través de compañías privadas en las que tuvo apoyo de Avianca, Autodesk, AMD y Dell, entre otras. La historia narra la vida de un solitario y amargado anciano que, tras la muerte de su esposa y la indiferencia de sus hijos, un día descubre una rendija en la cocina, en la cual se acumulaban arroz y fósforos, lo que le hace recordar sus vivencias en los últimos 40 años. La historia fue animada utilizando Autodesk Maya, el cuál fue utilizado también para modelos, simulación y renderización en 3D. “Con este software conseguimos plasmar las ideas de manera rápida y creativa. Las escenas complejas se realizaron en menor tiempo, permitiendo generar flujos de trabajo y efectos de manera más rápida.” comenta Javier Beltramino. La producción estuvo conformada por 60 personas que participaron en el largometraje Metegol, además de una mesa de siete compañeros que trabajaban full time. No contaban con un lugar fijo y muchas veces había que reunirse en la sala del apartamento de Javier. Además, músicos de cine sumamente reconocidos como Daniel Tarrab y Andres Goldstein -sumamente interesados en el proyecto y quienes habían participado en la película argentina Wakolda- tuvieron también la oportunidad componer cuatro hermosas piezas de estudio con una orquesta completa. Arroz y Fósforos ha sido presentado en más de 100 festivales internacionales como el de Huelva, España; nominado al Cóndor de Plata como mejor cortometraje; ganador como mejor cortometraje animado en el Certamen de Cortometrajes VISUALIA; participante dentro del festival Internacional del Cortometraje (FIC) y en Latin American Independent Film Awards, así como en

SHARE
THIS STORY: